maria belando fisio murcia ejercicio covid salud bienestar soma estiramientos dolor cervical cuello musculo

3 ESTIRAMIENTOS CLAVE PARA RELAJAR LA TENSIÓN EN EL CUELLO

3 estiramientos clave para relajar la tensión en el cuello

¡Hola coleguis! Hoy os quiero enseñar tres estiramientos clave para estirar los principales músculos del cuello, que son las fibras superiores del trapecio, el angular de la escapula y los paravertebrales.

Estos músculos se suelen cargar en personas que trabajan con el ordenador, en personas que realizan movimientos repetitivos con los brazos, como los peluqueros, a los que trabajamos mirando hacia abajo, como los fisios, y también se cargan con malas posturas del día a día o al hacer grandes esfuerzos, es decir, que nos vienen bien a todos.

1º  Empezamos con las fibras superiores del trapecio. Para estirar este músculo debemos estar de pie y con la espalda recta. Partimos con la cabeza mirando al frente, y desde ahí vamos a mirar al hombro contrario al trapecio que queramos estirar. Una vez aquí, ponemos la mano del mismo lado al que miramos sobre nuestra cabeza, y cuando hagamos la siguiente espiración empujamos hacia abajo hasta que notemos que nos tira. Es muy importante controlar el hombro contrario, que debe estar empujando hacia el suelo.

2º  Seguimos con el angular de la escapula. Para este músculo partimos de la posición de estiramiento del trapecio, es decir, mirando el hombro contrario. Ahora, sin quitar la inclinación del cuello, giramos la cabeza para quedarnos mirando al frente. Igual que antes, al hacer la siguiente espiración, con la mano del mismo lado empujamos nuestra cabeza hacia abajo. Fíjate que lo que no quiero es que inclines la cabeza y ya está, si no que miramos al hombro y luego giramos. Con ello conseguimos hacer un estiramiento centrado en este músculo que es tan importante.

3º  Y por último, los paravertebrales. Para ese estiramiento partimos con la cabeza mirando al frente y hacemos una flexión del cuello, como si quisiéramos mirarnos el ombligo. Una vez aquí, con la siguiente espiración empujamos con las dos manos hacia el suelo.

Cada estiramiento lo aguantaremos 30”. Puede ser que, antes de llegar a estos segundos, la sensación de tirantez empiece a reducirse o incluso a desaparecer. Eso es justo lo que buscamos. Esto quiere decir que hemos sobrepasado la barrera fisiológica que tenía nuestro cuerpo para llegar a un nuevo límite y seguir mejorando.

Si realizas estos estiramientos todos los días, con el tiempo notarás que para conseguir la sensación de tirantez que tenías al principio, ahora tienes que hacer un movimiento más exagerado.

Recordar que un estiramiento no tiene que doler. Tienes que notar que estas estirando pero sin sufrir, es decir, que podrías aguantar la posición varios minutos si hiciera falta.

Puesto que la zona del cuello es una de las más delicadas del cuerpo, yo te recomiendo hacer los estiramientos de forma suave, y si notas dolor muy agudo, mareo u hormigueo consulta con tu médico y/o fisioterapeuta para que valoren si tienes alguna lesión que desconozcas.

Espero que estos estiramientos te sean útiles y te sirvan para rebajar la tensión que se nos acumula en el cuello con el día a día.

Si te ha gustado este vídeo puedes darle a like y suscríbete a mi canal de Youtube para estar al día de todo lo que vaya subiendo.

Y si te has quedado con alguna duda puedes dejarme un comentario y estaré encantada de solucionártela. 

¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *